12 TRUCOS PARA VIAJAR CON MASCOTAS QUE TE PUEDEN SALVAR LA VIDA

Para quienes vivimos con mascotas, cada uno de nuestros animales se convierte en parte de la familia. Por eso, es lógico que al emprender nuestros viajes queramos que ellos nos acompañen. Sin embargo, viajar con mascotas tiene sus desafíos, y fácilmente puede volverse una tortura si no tomas en cuenta algunas recomendaciones. Estos son algunos trucos que hemos aprendido en el camino y que nos facilitaron el recorrido. 

  1. Siempre debes confirmar si en tu lugar de hospedaje aceptan a tu mascota. Parece una tontería pero es el error más común. Incluso si son aceptados, verifica en qué condiciones pues muchas veces no se adaptan a tus gusto ni los de tu mascota.
  2. Si vas a tomar un avión o un trayecto terrestre de varias horas, haz ejercicio con tu mascota antes del viaje. Si tu mascota se ha ejercitado, fácilmente puede estar cansado. Eso se traduce en la mayoría de los casos en una criatura durmiente que hará de tu paseo, trayecto o vuelo una experiencia agradable y tranquila para ti.
  3. Presta atención al horario de comidas de tu mascota y su posible horario de evacuación. Especialmente si estás volando, lo último que quieres es que tu animalito tenga que “usar el baño” mientras estás en el aire. Toma en cuenta cuando le ofreces comida y agua antes de volar. Consulta a tu veterinario sobre el tiempo que debes dejar de darle comida o agua previo al trayecto.
  4. Empaca bicarbonato de sodio, y muchas toallas y servilletas. Hasta las mascotas más entrenadas pueden tener un accidente. El bicarbonato ayuda a quitar las manchas y asegurarte de no dejar olor por ninguna parte.  Las toallitas húmedas y servilletas desechables serán de gran ayuda incluso si el accidente es menor.
  5. Elige un transportador con ruedas. Sea que viajes en avión o en tren, usar los modelos con ruedas será de gran ayuda y comodidad, sin contar que evita el “bamboleo” propio de cargar los dispositivos con la mano. Esto hará que tu mascota se estrese menos.  Si cuentas con tiempo, puedes practicar meterlo en los transportadores para mascotas en trayectos cortos ayudará a preparar al animal y ayudarlo a que se sienta seguro y tranquilo.
  6. Si el viaje es en automóvil una jaula, un transportador o un arnés evitarán que su mascota se venga encima sin previo aviso mientras manejas, pero sobre todo lo protegerá de lesiones en caso de accidente. Si usas un transportador, asegúrese de que esté sujeto al piso o al asiento para que no se convierta en un proyectil en un accidente. Recuerda también desactivar el airbag de cualquier asiento que vaya a ocupar tu mascota.
  7. En los viajes terrestres una manera de mantenerlos tranquilos y entretenidos (especialmente sin son perros) es dejarlos mirar por la ventana. 
  8. Usa dispositivos GPS para geolocalizar a tu mascota. Esto es muy útil si tu acompañante es curioso o los lugares son muy abiertos. Puedes colocar un dispositivo en su collar y conectarlo a tu teléfono celular. 
  9. Si tu mascota es un perro o un gato, siempre será una preocupación dejar sus pelo por todas partes. Por eso, te recomendamos llevar un guante de goma (de esos que usas para lavar los platos), que puedes humedecer y pasar sobre las superficies para recoger las hebras que queden esparcidas por todas partes.
  10. Aunque nunca esperamos que nada malo suceda, siempre es conveniente tener a mano los datos de contacto de una clínica veterinaria o un especialista en salud animal, que atienda en tu destino. 
  11. Si planeas hacer viajes al extranjero te recomendamos que realices con tiempo el certificado de salud animal y el certificado de vacunación nacional. Cada país y cada aerolínea tiene algunos requisitos especiales, pero todos tienen en común estos dos documentos. Asesórate bien con tu agente de viajes cuales son los procedimientos para vuelos internacionales. Consulta https://www.petrelocation.com/ pues guía sobre qué hacer según el tipo de mascota.
  12. Cuando empaques, piensa en ellos como si fueran un bebé, por eso, te recomendamos llevar alimentos, snacks y agua (así como algún tazón portables). Dependiendo del tamaño de tu equipaje y tiempo de estadía, te recomendamos llevar repuestos de collares, identificaciones, bolsas de caca y algunos juguetes de repuesto siempre serán de ayuda. Sin embargo, no te excedas. Tu cachorro probablemente no necesita su propia maleta. ¿o si? 

Viajar puede ser abrumador para nuestras queridas mascotas. Muchas veces también para nosotros pues deben hacerse muchas preguntas sobre las reservaciones, los pasajes, el papeleo correcto y una gran cantidad de trámites que se deben realizar. Pero si sigues algunos de estos consejos puede hacer de tu viaje una experiencia placentera para todos.

Redacción/Copywriting: Alejandra Fernández