MÉRIDA: TODOS LOS CAMINOS LLEVAN AL CIELO

Cuando eres venezolano se te hincha el corazón cuando piensas en sus riquezas naturales. Siempre decimos con orgullo “Tenemos de todo” y por eso no solo es poesía cuando cantamos “soy desierto, selva, nieve y volcán”. Nuestra nieve no es cualquier cosa, pues corona las montañas que forman parte de la Cordillera Andina, la más larga del planeta. Aquí te damos un abreboca en estas rutas de montaña.

DESDE ABAJO

En pleno 2021 si quieres llegar a este lugar por tierra tiene dos accesos terrestres, los vuelos están suspendidos así que no encontrarás otra forma de llegar. Por Valera entrando al páramo de Mucuchíes o desde los llanos de Barinas hacia el páramo de Mucubají. Sea cual sea la ruta que elijas, será un espectáculo ver cambiar la vegetación y el clima a medida que te acercas.  

No importa a donde mires, el paisaje de las montañas, el aire templado y el silencio que se rompe con el sonido del viento, nos hace imaginar a nuestros ancestros aborígenes caminando por estos páramos. Ellos sólo lo visitaban con fines sagrados o para abastecerse de productos de origen animal y vegetal. Aún hoy en día, los páramos, y en particular sus lagunas, siguen siendo considerados por los habitantes de la zona como espacios sagrados y misteriosos.

MUCUBAJÍ

En esta zona tienes dos opciones. La primera es visitar el parque con la laguna de origen glaciar más grande y más alta del país donde puedes experimentar como los días soleados se vuelven repentinamente brumosos y fríos. Ir a la orilla de la laguna es uno de los atractivos comunes pues llegas fácilmente en transporte público desde la ciudad. En la entrada deberás pagar una tarifa. Uno de los servicios disponibles es el alquiler de caballos. 

La segunda opción es conseguir una guía que te lleve a la cascada que te dará también la posibilidad de contemplar la zona desde lo alto.

PICO BOLÍVAR Y HUMBOLDT

Este es un destino que definitivamente es el destino ideal para los alpinistas y amantes de la escalada. Se trata de una montaña de 4900 metros de altura sobre el nivel del mar. Sus agudas pendientes y senderos rocosos exigen que contrates un guía certificado. No tomes este consejo a la ligera, pues tu vida puede correr riesgos si te pones en manos inexpertas.

En el pico Humbold, exige también una demanda física. Se estima que puedes alcanzar la cima en una excursión de tres días, que se inicia en el parque La Mucuy en Tabay. También se puede subir cómodamente gracias al Teleférico de Mérida, que en el 2021 ha funcionado de manera irregular. 

Esta es una travesía de tipo campamento exclusivamente. Ten en cuenta que estarás a más de 3.500 msnm, por que necesitarás equipos aptos para altas montañas y vestimenta para temperaturas inferiores a 0°C. Ninguna persona, por más loca que sea, recomienda a excursionistas poco

preparados y de poca experiencia hacer estos recorridos. Es imperativo llevar brújula y cartografía detallada de los sitios hacia donde se piensa ir de excursión.  Aunque no lo creas, el trayecto hacia estas cumbres es mucho más demandante que subir al Salto Ángel, cuyo trayecto es accesible para casi todos.

OTRA “LOCA” MÁS

En la zona de Apartaderos carretera hacia la ciudad de Mérida te encuentras al pie de la carretera la escultura dedicada a la Loca Luz Caraballo, realizada por el escultor español Manuel de la Fuente. Si visitas el lugar encontrarás alguna persona que se encargará de contar la historia en verso de esta mujer que se convirtió en un ícono de la ciudad. El poema de Andrés Eloy Blanco, que inmortaliza esta figura es recitado por cualquier lugareño a cambio de alguna propina.

LA CAPILLA AMOROSA

En San Rafael de Mucuchíes, se encuentra la Capilla de la Virgen de Coromoto, a tan solo un par de horas desde la ciudad de Mérida. Esta sencilla estructura de piedra de cuatro paredes fue construida por Juan Félix Sánchez, con ayuda de algunas personas de la zona, utilizando solo rocas, sus manos y herramientas rudimentarias.

A simple vista puede parecer demasiado simple, pero cuando te enteras que Juan Félix tenía 80 años cuando decidió construir este lugar como un homenaje a su esposa muerta, todo cambia. En tan solo cuatro años, este artista plástico popular terminó de construirla y decorarla a base de rocas, conchas, corales y cemento. Si miras con el corazón, puedes ver cuánto amor hay en cada piedra.

Muchos recuerdan haberlo conocido pues todas las tardes se sentaba en la puerta de la capilla a ver pasar a la gente. Los viajeros curiosos nos acercamos muchas veces para saludarlo, pero a pesar de su sordera siempre te regalaba una gran sonrisa. Un dato curioso es que en su casa natal aún se conserva y en ella se encuentra el Museo de Los Andes, fundado siguiendo sus últimos deseos. Actualmente la casa aloja buena parte de su obra. 

PÁRAMO DE LA CULATA

Cuando vas de un extremo a otro del estado puedes transitar por el Páramo de La Culata, en cuya carretera se encuentran varios sitios para degustar comida típica y disfrutar del frío clima de montaña, ver y fotografiar el paisaje. Si te interesa, puedes desviarte para conocer el monumento natural Chorrera de Las Gonzalez. En el camino encontrarás también zonas verdes donde puedes realizar algunas actividades al aire libre.

CURIOSIDADES GEOGRÁFICAS

Al estado Mérida lo abrazan dos sierras La Culata y Nevada que forman una alta y angosta cadena montañosa con valle al centro. La más alta es Sierra Nevada que domina el paisaje con los conocidos picos Bolívar, Bonpland, Humboldt, La Concha, El Toro y El León. Ella separa el terreno de la sabana y su llanura interminable. Mientras que en la Sierra de La Culata, más pequeña, cuenta con los picos de Pan de Azúcar y El Águila. Ambas sierras declaradas Parque Nacional se unen en el Páramo de Mucuchíes.

Si miramos desde Google Earth, las montañas con cumbres llenas de rocas se ven rodeadas por selvas y lagunas de origen glaciar. En esta mezcla hermosa de ecosistemas aparece una singular riqueza biológica con una variedad de plantas y animales endémicos, es decir, únicos en todo el mundo. Entre ellas algunas variedades del frailejón, una planta leñosa propias de los páramos, la mariposa Redonda empetrus, así como algunas ranas y lagartijas.

Lo más importante es que los páramos son ecosistemas claves para el equilibrio natural del planeta debido a que son reguladores de agua y por eso ayudan a controlar el calentamiento global. Muchas especies tienen aquí su hogar o bien son un refugio temporal para alimentarse o transitar. ¡Cuidemos nuestra riqueza natural!

Redacción/Copywriting: Alejandra Fernández