Calientes y húmedas. Las tres mejores aguas termales en Venezuela en 2021

De la tierra surgen estas aguas calientes, llenas de minerales. Se dice que tienen propiedades curativas pero más allá de eso, son una delicia. Aquí te dejamos los tres mejores lugares para tomar un baño en pozos de aguas termales.

La Musuy, un jacuzzi natural

El estado Mérida es un paraíso de aguas termales, pues se encuentran en varios sitios (Chiguara, Jaji y Santa Polonia), pero muchos de ellos no están acondicionados para los turistas (como las Ejido) o son de muy difícil acceso (como las de Tabay).

Por eso, las aguas termales de la Musui son una de las más visitadas.  Para llegar debes llegar al puesto de guardaparques donde pagas por entrar y acampar. A partir de esta casita caminas unos minutos hasta llegar a una colina. El trayecto de subida no es largo, pero debes subir unos 20 minutos por una pendiente pronunciada hasta llegar a la antena en la cima. Desde allí, avanzas suavemente por un trayecto plano por 10 minutos hasta llegar al lugar de acampar. Luego de allí, sigues caminando 10 minutos más hasta las aguas termales.  

Lo maravilloso de este pozo, no es solo su agua cristalina y caliente, sino la impresionante vista que ofrece una vez que estás dentro, pues desde allí puedes ver un paisaje natural, con sus montañas y sus nubes. Este pozo cuenta con algo de intervención de la mano humana. Dos afluentes de agua que llegan aquí ha sido encauzados por los habitantes de la zona,  y contenida por unas piedras que forman un suerte de piscina rústica. Nada de esto le quita el encanto, porque el lugar está bien cuidado y la vista no tiene igual, pues al fondo se divisa el glaciar del Pico Humboldt. Esta vista solo compite con la belleza del paisaje de Canaima.

Trincheras, entre vapor y el lodo

En la zona central se encuentra el Centro Termal Las Trincheras, un balneario tipo spa, donde las aguas minerales de una temperatura entre 30 y 42 grados se encauzan en tres piscinas artificiales. Ellas tienen un sistema de hidromasaje, que termina siendo una experiencia muy relajante. Una cuarta piscina de agua fría, completa el conjunto. Por su cercanía a Caracas este centro es considerado como un lugar para escapadas de fin de semana, pues cuenta también con hospedaje y servicios en su spa como masajes, cosmética y servicios terapéuticos como reflexología, ozonoterapia, entre muchos otros.   

Aunque el lugar es un espacio modificado por la mano humana, sigue siendo un atractivo natural que las aguas provengan de fuentes vírgenes a las que se les atribuye propiedades curativas. Una de las actividades curiosas es la fuente de lodo natural, que se usa para aplicarse en la piel por sus beneficios sobre la piel y los músculos. 

Aguas de Moises, en la zona del olvido

Al centro del estado Sucre, entre Cariaco y Casanay, se encuentra un balneario conocido como Las Aguas Moises, un complejo turístico que fue construido con grandes aspiraciones al pie de la laguna de Buena Vista, pero que hoy solo está abandonado. Las gigantescas figuras que semejan esculturas romanas y egipcias, actualmente son guardianas solitarias de este lugar que está casi en el olvido, por lo cual recomendamos visitarlo en grupo. 

Aún así, te recomendamos que si estás por la zona, es interesante conocerlo. No es el destino más bello de esta lista, pero guarda los tesoros turísticos que creemos que se podrían rescatar en esa Venezuela que soñamos. Originalmente, contaba con 11 piscinas naturales surtidas por afluentes de aguas de manantial de color azul y una zona de aguas sulfurosas con su peculiar olor. 

Hoy sabemos que están disponibles un de los manantiales con su cascada, una de las piscinas naturales de aguas de azules cristalinas y el lodo blanco de la piscina Bellata. También hay pozos de agua dulce. Los fines de semana puedes  algunos servicios de comida y algo de volumen de turismo local. El atractivo natural ofrece una vista muy agradable y una experiencia interesante, aunque está al fondo de esta lista. 

Estas tres opciones no son las únicas con las que cuenta nuestro país. Al contrario, existen otros estados como Trujillo y Anzoátegui que cuentan con varios pozos de aguas con temperaturas mayores a 30 grados. También está el balneario de San Juan de los Morros en el estado Guárico. Sin embargo, no sabemos su estado actual y accesibilidad para el turismo, por lo cual las dejaremos para otro post cuando logremos visitarlas.

Alejandra Fernández